Manejo Seguro.jpg

El enfoque de la RSyS como una estrategia de negocios

*Por Marina Mero, Responsable de MKT y RSE de Pointer Argentina.


Los tiempos cambian y surgen nuevos paradigmas. En los últimos años es claro que el alcance de las estrategias de Responsabilidad Social tienden cada vez más a formar parte del núcleo de las organizaciones. Ya no se trata de implementar programas sustentables y aislados, o bien proyectos altruistas a través de donaciones, sino de hacer un cambio más profundo en la mirada sobre los negocios y el compromiso de éstos frente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Si bien desde Pointer estamos dando los primeros pasos en este área -incorporando esta filosofía a la misión, visión y valores de la compañía por medio del análisis de los ODS y el aporte desde nuestro lugar-, desde hace más de una década apuntamos, a través de nuestras soluciones tecnológicas de manejo seguro, a reducir la huella de carbono y a salvar vidas. Nuestra estrategia se basa en desarrollar y hacer crecer a la marca con una mirada sustentable, tanto de forma interna, como de cara a nuestros clientes -a quienes ayudamos a mejorar la productividad de sus negocios-, y a toda la comunidad.

La búsqueda de proveedores socialmente responsables, las charlas educativas sobre tecnología -que democratizan el conocimiento sobre temas que hoy se discuten en los foros más altos de innovación-, y los programas de voluntariado corporativo, se centra en que nuestro compromiso activo se enfoca fundamentalmente en las soluciones que brindamos a nuestros clientes y en cómo éstas se relacionan de manera intrínseca a la Responsabilidad Social. Se trata de aplicaciones relativas a manejo seguro: detección y calificación de maniobras peligrosas, scoring de conductas de manejo, entre otras características.

Un ejemplo es cómo la tecnología aplicada a los activos móviles permite el ahorro de combustible a través de buenas prácticas de manejo, y disminuye también el volumen de emisión de gases tóxicos, reduciendo la huella de carbono. En definitiva, si bien hoy no es mandatorio ni existen leyes relacionadas que determinen si una compañía puede o no operar en un mercado por su nivel de compromiso sustentable, eventualmente ser socialmente responsable será obligatorio, y la tendencia radica en anticiparse y estar preparados aprovechando la tecnología como un gran aliado para lograrlo.