Editorial - Con Mediaads.png

Medir para Mejorar El Desafío Actual de la Gestión de Responsabilidad Social y Sustentabilidad

* Por Federico Zárate, Director de Formación del Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresaria (IARSE)

El próximo miércoles 26 de junio, se llevará a cabo la Novena Edición de la Conferencia Internacional de Responsabilidad Social y Sustentabilidad de IARSE, conocida a través de los años como: “CONFIARSE”.

En esta ocasión, el evento versará sobre la importancia de “Medir para Mejorar”. La cita tendrá lugar en el Salón Plaza Mayor del Hotel NH City & Tower (Bolívar 160 Capital Federal, Buenos Aires).  

La elección del tema, en esta oportunidad, responde al mayor desafío que probablemente presenta la Gestión de Responsabilidad Social y la Sustentabilidad actualmente: el desarrollo de sistemas de medición con indicadores que posibiliten conocer los resultados, los impactos y la Creación de Valor Compartido con coherencia y pertinencia respecto de las diferentes actividades que desarrollan empresas u organizaciones. 

En cada espacio de capacitación y acompañamiento técnico que desde IARSE llevamos adelante conjuntamente con nuestros miembros - y también con otras empresas y organizaciones -  siempre insistimos en que el abordaje de una Gestión Responsable Orientada a la Sustentabilidad (GROS), requiere de un proceso de maduración que supone recorrer un aprendizaje por parte de las personas y de las organizaciones que conlleva evolutivamente a conocer, reconocer, gestionar y, finalmente, comunicar (rendir cuentas) los impactos éticos, económicos, sociales y ambientales.  

Se trata de hacer las cosas de una determinada manera, pero también de ser capaces de demostrar que se puede ser competitivo creando, a la vez, más valor compartido para la organización misma y todos los involucrados/afectados por las actividades y procesos que se llevan adelante. 

Esa demostración, requiere de estrategias integradas con sistemas de medición que permitan que, la práctica de la Responsabilidad Social y la Sustentabilidad, se convierta en algo creíble que pueda inspirar confianza y también reconocimiento. Un reto interesante porque, además de todo lo que sabemos con relación a la medición de los impactos en la dimensión económica, hay que aprender también a desarrollar y fortalecer esos sistemas e indicadores para los impactos en las dimensione ética, social y ambiental.  

Existe un momento en el que el proceso llega a un estado de maduración tal que se transforma en un factor diferencial para aquellos que pueden rendir cuentas y comunicar coherentemente sobre la gestión que llevan delante.

Por esto mismo, el programa de la Confiarse hace hincapié en la siguiente bajada conceptual, que resalta la evolución de la gestión y el desafío que se plantea:

La gestión de Responsabilidad Social y Sustentabilidad de una empresa y organización ya no es algo que pueda improvisarse, o simplemente quedar fuera del análisis estratégico de impactos a 360 grados. Las empresas y organizaciones que se consideran comprometidas con el tema deben asumir que estos aspectos son objeto de una creciente demanda de profesionalización; y por lo tanto de precisión, transparencia y anticipación.

Medir impactos es la base de los procesos que permiten una correcta gestión de riesgos, y es el eje esencial que permite aprovechar oportunidades y trazar nuevos desafíos. No hay mejora posible que no vaya intrínsecamente ligada a un proceso exhaustivo de medición”.

Según el Diccionario de la Real Academia (DRAE), la palabra medir viene del latín metīri, y su significado hace referencia al acto de comparar una cantidad determinada de algo con una unidad de medida, en donde se establece cuántas veces esta unidad ocupa un lugar dentro de dicha cantidad.

Es interesante saber que el origen de la palabra también tiene relación, en el griego antiguo, con mētis que significa “sabiduría y habilidad” para compararse. 

Sin dudas ¿qué?, ¿por qué? y ¿para qué? siempre son fundacionales de todo lo que se quiera hacer, pero también ¿cómo? y ¿cuánto? tienen que ser entendidos como parte de un desafío que demanda una sabiduría y habilidad, que hay que promover y desarrollar en todas las organizaciones. 

Se dice que “la única habilidad competitiva a largo plazo es la de aprender”, y quizás este desafío debiera ser aquello que nos inspire a evolucionar con relación a la Responsabilidad Social y la Sustentabilidad, identificando aquello que resulta valioso medir para sostener y mejorar.

Junto a todo el equipo del IARSE, queremos invitarlos a conocer el programa y a participar de la Conferencia, para escuchar experiencias de referentes de empresas que están recorriendo este camino.