Diseño sin título (18).png

Banco Nación co-organizo el evento de Finanzas Sostenibles

En el marco del convenio de colaboración firmado entre Fundación Vida Silvestre Argentina y ABAPPRA (Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina), en el día de hoy se llevó adelante una capacitación sobre Finanzas Sustentables en el Hotel Amérian de la ciudad de Resistencia, Chaco, en la que participaron representantes de diferentes entidades bancarias de la región chaqueña. 

La jornada, organizada por Fundación Vida Silvestre en conjunto con ABAPPRA, Banco Nación y el Nuevo Banco del Chaco, contó con la participación de unos 40 asistentes de varias organizaciones. El objetivo principal fue introducir a directivos y personal bancario de la Región Chaqueña en los aspectos relacionados con las finanzas sustentables, teniendo en cuenta el desarrollo que ha tenido en los últimos años en el mundo y en Argentina, así como también destacar las oportunidades de negocio que representan y planteando la necesidad de incorporar la temática al análisis de riesgos e inversiones. Con este tipo de iniciativas se pretende sensibilizar y capacitar al sector financiero sobre finanzas sustentables, para lograr que funcione como acelerador de buenas prácticas ambientales en los diversos sectores productivos.

Pablo Cortínez, Coordinador de Negocios y Ambiente de Fundación Vida Silvestre Argentina expresó: “La antigua antinomia entre producción y ambiente ha quedado atrás en base a hechos. No se trata de impedir la producción y el consumo, sino de producir y de consumir de manera sustentable. Entendemos que el sector financiero, y los bancos provinciales en particular, pueden cumplir un rol relevante para financiar ambos. Desde Vida Silvestre promovemos que el sector financiero en su conjunto incorpore criterios no sólo ambientales, sino también sociales y de gobernanza, lo cual está en línea con las mejores prácticas internacionales en la materia, contribuyendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)” 

La Región Chaqueña resulta un área clave en este sentido dado que es una de las regiones más amenazadas por la deforestación y conversión de ambientes naturales a causa del uso no planificado de los recursos y el avance de la frontera agropecuaria. Según el Informe Bosques Vivos ‘Living Forest Report’ de WWF, el Gran Chaco se encuentra entre los 11 lugares  más deforestados del mundo y con niveles más altos de degradación. En Argentina, durante los últimos 35 años se han perdido 12 millones de hectáreas de zonas boscosas en la región chaqueña, lo que significa aproximadamente un 20% de sus ecosistemas naturales. Según un reciente estudio realizado entre Vida Silvestre y el INTA, si se continúa con esta tendencia, para el año 2028 se producirá una pérdida adicional de casi 4 millones de hectáreas de bosques en esta región, lo que equivale a 200 veces la superficie de la Ciudad de Buenos Aires. Por esta razón, resulta imperativo llevar adelante estrategias que permitan producir y consumir de manera sustentable y fomentar que el sector financiero contribuya con la sustentabilidad de las cadenas de valor de commodities como la soja y carne vacuna en la región. 

En este sentido, el Banco Nación continúa fortaleciendo su trabajo en materia de sustentabilidad con foco en las finanzas sustentables, impulsando el desarrollo sostenible de los sectores productivos de la economía local a través del desarrollo e implementación de productos financieros verdes y la incorporación de un Sistema de Análisis de Riesgos Ambientales y Sociales. Entre estas actividades, firmó un convenio con Climate Bonds Initiative (CBI), en el marco de la emisión de un “Bono Verde/Social Sostenible”, en línea con los principios del Pacto Global y la Agenda 2030 de Desarrollo de Naciones Unidas

El Director Ejecutivo de ABAPPRA, Demetrio Bravo Aguilar, acotó: “es necesario que reflexionemos sobre el compromiso y la toma de conciencia que las entidades financieras deberían adoptar respecto de la problemática, teniendo en cuenta la creciente importancia que las autoridades a nivel mundial le están dando al tema, pero buscando, asimismo, la compatibilidad con la preservación de la estabilidad financiera”. 

Por su parte, el Presidente del Nuevo Banco del Chaco, Rafael González, valoró la actividad en el sentido que “contribuye a la mirada socialmente responsable que deben tener todos los bancos. Nuestra entidad tiene un compromiso con el desarrollo de la provincia del Chaco y ese desarrollo debe ser sustentable para garantizar las futuras generaciones”. Asimismo, recordó que el NBCH desde hace tres años invierte en energías renovables con la instalación de generadores fotovoltaicos para proveer de energía solar a cajeros automáticos. “La experiencia en El Impenetrable, realizada en la localidad de Comandancia Frías, ha servido para replicarla en otros equipos y mejorar tanto la prestación de servicios como el impacto ambiental de nuestra actividad en la zona”, explicó González. 

El taller constituyó una nueva actividad de Vida Silvestre en materia de Finanzas Sustentables, con la idea de continuar fomentando este tipo de encuentros que aborden los desafíos y oportunidades de negocio y de fondeo para los bancos y la identificación y mitigación de riesgos ambientales y sociales, entre otros temas. Se trató del primer workshop en la región, pero con la idea de que pueda repetirse en el futuro.

"Desde hace varios años difundimos estas temáticas, y esperamos poder trabajar con otros actores del sector, en particular con los locales, para que las finanzas sustentables se desarrollen en nuestro país, como ya ha sucedido en países vecinos. Si bien están de moda las energías eólica y solar, que muchas veces son financiadas por bonos verdes, por un lado no debe olvidarse la biomasa y, por otro, es importante destacar el rol que la agricultura inteligente y la ganadería sustentable puede tener en la región en tanto y en cuanto los actores articulemos de manera adecuada. Este workshop viene a cubrir la necesidad de recibir capacitación en estos temas, que es uno de los puntos más destacados por los bancos, según la encuesta que hicimos con el BID en 2017”, sostiene Pablo Cortínez.